Ante la elección de una determinada llanta, siempre es conveniente tomar en cuenta las actividades a realizar con la maquinaria a la que pondremos llantas nuevas. Por ello es importante acercarse con un asesor que pueda facilitarnos información sobre las características de cada tipo de llanta.

Aquí te damos algunos datos que puedes tomar en cuanta al elegir la mejor llanta para tus operaciones, no obstante, no olvides asesorarte con un experto. En el caso de las llantas lisas, éstas son ideales para montacargas que trabajan en espacios reducidos y con maniobras de giros cerrados.

Son aptas para superficies con mayor severidad, pero donde las llantas no estén en peligro de sufrir desprendimientos de la banda de rodamiento. Entre sus características destacables está la mayor resistencia a daños en su superficie, así como la resistencia que oponen al rodamiento y a los giros cerrados, y la conservación de la tracción durante su vida útil.

Las llantas con dibujos en cambio ofrecen mayores ventajas en actividades de logística y almacenamiento, y donde las máquinas tengas recorridos de más distancia. Aunque su uso debe ser en un superficies menos severas. Las características que tienen este tipo de llantas son, la mayor capacidad de disipación del calor, es funcional para recorridos de hasta 500 metros y en suelo de concreto o pisos de severidad media.

Estas son algunas consideraciones que puedes tomar en cuenta al elegir las próximas llantas industriales para tu negocio, pero recuerda que una buena asesoría con los expertos es el mejor complemento para una mejor decisión.